fbpx

​​La Huerta Don Iván la definimos como un emprendimiento familiar de Tenjo (Cundinamarca), que nació del amor hacia el campo y el deseo de consumir nuestros propios alimentos, naturales y libres de químicos.

Solíamos vender nuestros productos en los mercados dominicales, sin embargo, con la llegada de pandemia y los cierres de comercio, el mercado dejó de ser una opción y esto nos puso un gran reto.

Saltamos a Instagram y a WhatAspp desde donde hemos mantenido nuestra actividad. En la Huerta Don Iván encontramos una alternativa sostenible, dado que fomentamos el comercio justo, trabajando en red con pequeños productores (as) de alimentos orgánicos y caseros de Tenjo y Tabio.

Ahora no solo vendemos los productos orgánicos de nuestra huerta (hortalizas, aromáticas, tubérculos y frutas), también tenemos una oferta de productos naturales y caseros de más de 20 proveedores locales. Los domicilios son propios, porque nos preocupamos por el cuidado de los alimentos y aseguramos que llegan frescos.

Fuimos reconocidos por la Gobernación de Cundinamarca en su vitrina digital como un emprendimiento de productos 100% cundinamarqueses.

También fuimos ganadores en la primera edición del festival ‘Cine Chicú’ (2020) de Tenjo, con el cortometraje ‘Alimentos para el futuro’.